viernes, 15 de enero de 2010

LA MUERTE DE UN HIJO EN "LA VANGUARDIA"

Mañana, sábado, 16 de enero, el periódico "La Vanguardia" publica, en el suplemento ES, "La pérdida más sentida", un reportaje que habla sobre la muerte de un hijo, en el que participamos mi marido Lluís y yo. Estoy contenta de que se hable en los diarios de un tema tan sentido que hasta ahora era tabú.

30 comentarios:

  1. Mercè,
    he conocido este blog gracias al reportaje de ayer en La Vanguardia. Ya hace casi año y medio que perdí a mi único niño, a los casi 8 meses de embarazo, y no levanto cabeza .. y no sé con quién hablar, sé que la gente no quiere hablar del tema por delicadeza .. y con mi marido ya ni lo hablamos para no hacernos más daño.
    Tener otro? es pronto en el dolor que tengo, y es tarde porque tengo más de cuarenta. Adoptar? no tengo energias suficientes .. ni sé si lo querría como a un hijo propio.
    He leído en algun lugar que has hecho yoga y meditación. Yo estoy leyendo libros sobre budismo y meditación zen, pero .. cómo puedo "no aferrarme", no desear otro hijo ? .. soy humana, no soy de acero. Por ahora, sólo aspiro a apaciguar la mente.
    Un abrazo,
    Madre de Javi

    ResponderEliminar
  2. Hola madre de Javi,

    Port u escrito me parece que estás muy conectada a tu alma y sabes lo que necesitas.
    No es necesario que dejes de aferrarte a tener un hijo. Ves por pasos: de momento, has de pasar el duelo y reponerte. El yoga puede irte muy bien y aprender a parar la mente también. Búscate una instructor/a de confianza. Luego, ya se verá… Confía en que el Universo conspira para reconfortar tu corazón y tu alma.

    Un abrazo grande,

    Mercè

    ResponderEliminar
  3. Hola Mercé,
    El sábado me fué imposible conseguir un ejemplar de la Vanguardia porque vivo en un lugar pequeño en Asturias. Estoy muy interesada en leerlo porque cada palabra tuya me reconforta en este inmenso dolor. Podrías de alguna manera publicarlo en tu blog?

    Mi eterno agradecimiento siempre

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Gema, preciosa

    mi mail es isona@ibernet.com

    si me mandas un mail, te reenvio el artículo.

    Un beso,

    Mercè

    ResponderEliminar
  5. Gracias Mercé,

    te acabo de mandar un mail desde mi correo (ferreras72@hotmail.com)
    tengo muchas ganas de leerlo
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gema, te lo mandaré por la noche, ahora me es imposible.

    ResponderEliminar
  7. Cuando tu puedas Mercé. Muchas gracias de corazón

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Mercè...recorté el artículo de La Vanguardia para leerlo con calma y tras hacerlo he sentido la necesidad de entrar en tu blog para ir conociendo poco a poco tus escritos.....
    De acuerdo contigo en que el amor es lo más importante....
    No soy madre ...pero he vivido de cerca el sentimiento de "superar la peor pérdida"... y volver a sonreir.
    De hecho hace pocos dias escribí una entrada con un poema al respecto( a quien sufre la ausencia)...
    Hay que ser valiente para seguir viviendo con los recuerdos...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Mercè, eres un sol !! ..
    madre de Javi

    ResponderEliminar
  11. Señora Mercé, me gustó el artículo de la vanguardia y disculpe usted mi comentario,pero leyendo el artículo,usted decía al igual que las otras madres de ése sueño vívido,en el que tanto usted como las otras madres se despiden de sus hijos,a mi me pasó con mi madre a la que verdaderamente ... no pude llorar en 5 años ,hasta ésa tarde que tuve un sueño idéntico al suyo,pero a diferencia de éstos ella me tocaba y yo le reclamaba el porqué me había abandonado y me había dejado sola ,porque tenía muchísima rabia. Sentí su mano en mi brazo diciéndome que así tuvo que ser, que no le llorara más ,que ella estaba bien y era feliz...a partir de ése momento al salir de ése trance o como usted quiera llamarle , mi vida arrancó nuevamente,porque vivía sólo para y por el trabajo(soy cirujana ),lloré toda ésa tarde y toda ésa noche y ahora vivo con la esperanza de que vive en mi..vivo cada día bien y feliz...en realidad no encuentro explicación a èste hecho,y es la primera vez que hablo de ésto,pero en realidad sí que es un parteaguas en el duelo de una persona. La personas que se han ido siempre viven dentro de uno. Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Muchísimas gracias por la confianza de compartir tu experiencia. Es así, las personas que se han ido y queremos, forman parte de nosotros y viven en nuestros corazones. El mejor homenaje a tu madre es que seas feliz.

    Un abrazo,

    Mercè

    ResponderEliminar
  13. hola,soy Nuria,tengo 51 años,y hace 16 perdi a mi madre,de golpe,sin enfermedad previa.Te preguntarás pues porque escribo aqui,si la que se murió fue mi madre? pues porque yo fui la que tuve que comunicar a mi abuela,que por aquel entonces tenía 90 años que su única hija se había muerto.Este momento no me lo puedo quitar de la cabeza,fue algo que me superó.Asumí la perdida de mi madre,pero la pena con la que vivió mi abuela aquel momento la tengo grabada en mi mente..
    He leido el reportaje en la Vanguardia sobre tu experiencia,Merce,Gracias por publicarlo,ayudarás a muchisimas personas que pasan por esta situación.
    Un Abrazo.
    Nuria.

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Nuria,un abrazo también para ti.
    Mercè

    ResponderEliminar
  15. arvy ramos
    acabo de perder a mi hijo de 14 anos la madrugada de hoy.. y estoy en otro pais y es desgarrador no poder estar alli.. solo se que dios lo tiene a su lado.. es inexplicable, pero algo me dice esta con el en paz... doloroso y cruel lo que se siente, no se que pensar no se que hacer..solo confiar y seguir adelante aunque ahorita me siento estar yo en un hoyo sin salida..

    ResponderEliminar
  16. Arvy, nuestros hijos están bien y en paz, como tú dices, somo nosotras las que tenemos que aprender a vivir sin su presencia física. Mándale mucha luz y pide a tus guías que te la manden a ti.

    Un abrazo,

    Mercè

    ResponderEliminar
  17. Hola Merce, soy Claudia de Villa Elisa E.Ríos.
    Yo perdí a mi hijo el 25 de diciembre pasado,él tenía 22 años y se quito la vida,he leído su libro,pero nada sana mi gran dolor,la admiro a usted por su valentía y por lo que hace para ayudar a personas con mi mismo y con su mismo dolor.Le mandó un abrazo y le digo que yo le escribo a mi hijo,todas las veces que puedo,lo hago desde el 27 de diciembre.Gracias.

    ResponderEliminar
  18. Un abrazo Claudia. Escribir ayuda. Aunque ahora le parezca imposible, como me sudecía a mi, al final de ese largo túnel que es el duelo es posible renacer.

    ResponderEliminar
  19. Holo Soy Rossana tengo un año y medio de haber perdido mi bebe de 8 meses, aunque estuvimos un mes juntos antes que se fuera, no he podido encontrar consuelo, siento que no tengo ganas de nada, me dio preclampsia y los médicos dice que es muy riesgoso volverlo a intentar, yo me siento estancada en este dolor porque soy conciente que no voy a ningún lado sufriendo de esta manera, he renegado tanto con Dios, pero ha ido pasando poco a poco el resentimiento que tenía con Dios.

    ResponderEliminar
  20. Querida Rosana,
    Hay que aceptar la vida como es. La resistencia produce más dolor. Los duelos por la muerte de un hijo son largos. No soy médico pero intuyo que cuando la herida por la muerte de tu hijo este más curada, puede ser un buen momento para volverlo a intentar. Tú serás la primera en notarlo, déjate guiar por tu corazón y pide ayuda a Dios para que te de luz y claridad. Tal vez te iría bien realizar alguna terapia, eso siempre es bueno.
    Un abrazo grande y cariñoso,
    Mercè

    ResponderEliminar
  21. Mellamo Carola, soy de Bolivia, en abril del 2010 perdi a mi Princesita, tenia 5 añitos, es un dolor que veo que con el tiempo crece dia a dia, odio a Dios, y a todo lo que se refiera a el, para mi el no existe, la verdad no quiero superar este dolor, porque pienso que no fui una buena madre para ella, que debi haber hecho mas para salvarla, murio con leucemia, pienso que debi vender mi alma al diablo con tal de salvarla, tal vez cosas tontas, pero es lo que siento, necesito llorarla, todos los días, veo su foto y para mi es un dolor que me desgarra el corazon, ultimamente cuando entro a mi cuarto, ella dormia conmigo, vi una luz pequeñita pero brillante sobre mi cama, al dar el primer paso dentro de mi cuarto , esa lucecita desaparecio, la primer impresion fue que era mi Princesa, que venia a verme, pero al contar a algunos amigos, me dicen que aprendieron de sus abuelos, que eso pasa cuando la almita no esta tranquila, que dejo algo inconcluso en la tierra, . ¿sera que soy yo la culpable de que no este tranquila?, que no la dejo descansar, no la dejo irse tranquila, o quiere hacerme notar que todo fue mi culpa, no se que pensar

    Gracias

    Carola

    Por favor necesito alguien que haya pasado por lo mismo, y comprenda mi dolor
    mail: bettycarolaa@hotmail.com

    ResponderEliminar
  22. Carola, mi hijo se fue con 15 años y nunca antes había sentido un dolor tan profundo. Conozco tu desesperación pero también sé que es más difícil para ellos seguir su evolución si nosotras los reclamamos. Muchas personas esperan que sus seres queridos salgan de la habitación para morir porque, aunque estén en coma, saben que ellos,con buena intención, quieren retenerlos. Pero cuando un cuerpo ya no puede vivir, retener a los que tienen que marchar solo agrava su dolor. Creo que con nuestros hijos muertos pasa algo parecido. No pueden volver, nos quieren y les duele vernos mal. El lento camino de recuperación que es el duelo pasa por aceptar que ellos sigan su camino con la esperanza puesta en que el amor nos mantendrá unidos. Los lazos de amor son indestructibles, curativos, nos permiten ser nosotros mismos, no ahogan, en cambio los de dolor no ayudan en nada.
    La muerte de un hijo produce una rabia inmensa y es preciso sacarla para dejar espacio al amor, que es lo que nos mantiene cerca de ellos. Hay terapias que nos ayudan a liberarnos de ella. A mi me parece bien que quieras sentir el dolor, creo que hay que hacerlo, pero sin aferrarse él. Tampoco sirve de nada la culpa, porque nada realmente importante está en nuestras manos.Por más culpable que te sientas tu hija no volverá. La culpa nos lleva siempre a un callejón sin salida, nos destruye por dentro, nos impide avanzar. Solo el amor, el que das y recibes nos permite salir de una situación tan extrema como la que nos ha tocado vivir.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  23. hola.. le saludo desde Costa Rica, soy Trabajadora Social y mi tesis la estoy basando en el sufrimiento de los padres cuando muere un hijo, me encantaria recibir consejos de una experta como tu... gracias

    ResponderEliminar
  24. Yo perdi a mi bebe mellizo de casi 9 meses de embarazo, tengo a su hermanito conmigo que es una preciosidad y esta sanito, pero no dejo de pensar en mi otro niño dia tras dia,no supero su ausencia, veo a mi hijo tan lindo y simpatico siempre esta sonriendo que me da una profunda tristeza pensar que hubiera tenido otra personita igual a mi lado, y que mi hijito se ha perdido de tener un hermanito, no dejo de pensar si me hubieran provocado el parto antes estaria conmigo, lo perdi en diciembre 2010 y creo que cada dia que pasa me duele mas y mas, no se con que consolarme. Tengo a mi niño y me da muchas alegrias pero a la vez, veo en el a mi otro mellizo que fisicamente pues seria muy parecido a su hermanito. Esta vida no es justa, no merecia esto, yo llevo luchando 12 años por una enfermedad que tengo, y me arriesge a pesar de que podia empeorar mi salud a quedarme embarazada porque no imaginaba mi vida sin ser madre, me regalo la vida dos preciosos niños despues de un embarazo buenisimo y ahora me arrebata uno, no me lo merecia....intento que esta tristeza tan profunda que tengo no trasmitirsela a mi niño, lloro cuando el duerme y me marido se ha ido al trabajo, trato de que mi familia no me vea sufrir, pero ya no puedo mas Cuanto dura este tremendo dolor??

    ResponderEliminar
  25. Hola,
    No sé cuánto va a durar el dolor. Si te parece puedes sincerarte con tu marido y pedir ayuda a algún psicólogo que te acompañe mientras dure la tristeza. Esconderla no creo que te haga ningún bien. Además, tanto tu hijo como tu marido probablmente la noten.
    Querías ser madre y ya lo eres. Tienes un hijo aquí, que necesita tu alegría y otro en el cielo que seguro también le gusta verte contenta. La vida es como es y no sabemos cuánto va a durar, por eso es tan importante vivir el momento y sentir gratitud por lo que nos da. Tienes aquí a un niño sano que necesita una madre feliz, haz todo lo posible por serlo. Este es mi consejo.

    Recibe un abrazo fuerte y cálido

    ResponderEliminar
  26. HOLA SOY YESENIA EL NUEVE DE NOVIEMBRE DEL DOS MIL ONCE PERDI A MI HIJO DARWIN NOS ATROPELLARON A MI NINA QUE VA A CUMPLIR DOS ANOS AL NINO QUE IBA A CUMPLIR TRES ANOS Y A MI PERO POR DESGRACIADAMENTE EL FALLECIO Y A NOSOTRAS NO NOS PASO NADA SABE YO NO SE QUE HACER ME SIENTO TAN MAL NO PUEDO ACEPTAR QUE YA NO LO VOY A VER TODOS LOS DIAS LLORO SIENTO QUE ME VOY A VOLVER LOCA AYUDENME NESECITO UNAS PALABRAS QUE ME AYUDEN A SENTIR ALIVIO A MI ALMA PORQUE ESO TENGO DOLOR EN EL ALMA ESPERO SU RESPUESTA GRACIAD

    ResponderEliminar
  27. Yesesina, es normal sentirse así, la muerte de un hijo duele mucho, ten paciencia contigo misma y pide ayuda en algún centro o prefesional especializado en terapia de duelo,

    Un abrazo grande,

    Mercè

    ResponderEliminar
  28. Hola Merce, me llamo Manoli y perdi a mi niña con 18 años de esto hace 31 mes y sigo viviendo sin fuerzas ni ganas. Mi vida cambió totalmente pero debo seguir, tengo a Samuel y Viergilio, mi hijo y marido. Te envio un abrazo y muchos ánimos para seguir lucahndo en esta vida.

    ResponderEliminar
  29. Querida Manoli,

    Tienes que seguir por ellos, pero también por tu hija y, sobre todo, por ti. Dos años son muyh pocos para un duelo tan grande. Sé como te sientes, pero confía en que es posible renacer y eso, precisamente, es lo que espera tu hija y todos tus seres queridos, esten vivos o muertos. Ahora vienen fechas difíciles, pero no te rindas Manoli. Llora lo que tengas que llorar, pero después procura que el amor inundo tu casa. Enséñale a tu hijo que es posible levantarse cuando la vida te golpea. Esa lección será la mejor que pueda aprender.

    Escríbeme siempre que quieras,

    Con amor,

    Mercè

    ResponderEliminar